close
Home > Badinfluencers, la reivindicación de lo distinto

Badinfluencers, la reivindicación de lo distinto

Noticias
Marzo 15, 2018

By: @hijadechang - www.hijadechang.wordpress.com 


Todxs lxs que tenemos instagram conocemos a @labibitches: atrevida, guapa, con un estilo que pasa de Rihanna a lo flamenco, un poco borde y empoderada hasta decir basta. A mí, personalmente, me encanta. Si además de ver todas sus alucinantes fotos nos vamos a su bio leeremos una frase muy curiosa "BADINFLUENCER". ¿Qué es esto?

Parece ser que en el movimiento influencer en las redes ha ocurrido como con todo: una ola y una contraola. Si tenemos personajes públicos tales como Laura Escanes o Dulceida que llevan un diario en instagram de la ropa que se pone, los sitios donde viajan, la vida saludable que llevan, el deporte que hacen, incluso sus casas, su lado opuesto pero en la misma línea de influencers tenemos a Bibitches and co que aunque ahora es representante de FentyBeauty, lxs que la seguimos desde hace tiempo hemos visto cómo subía sus primeras sesiones de fotos, sus tatuajes, los porros que se fumaba, ella cantando en el espejo mientras se preparaba y siendo bastante descarada, lo cual la caracteriza mucho y en mi opinión la empodera. Este es el caso en mi opinion de @cariatydes, @jedet_, o incluso @rosaliavt. Dejad que me explique: son personas que por la imagen que dan o quieren dar de sí mismxs rompen con los cánones de lo que "todx buen influencer tiene que hacer". Obviamente esto solo es el resultado de muchos prejuicios, y por supuesto, que al ser una red social, cada unx publica lo que quiere. Pero precisamente por ello, se establecen estándares a los que Laura Escanes o Dulceida responden (o incluso los crearon ellas) y luego otrxs que son más transgresores.

¿En qué se distinguen entre sí sus publicaciones? Pues en el perfil de Jedet encontramos material muy reivindicativo, bromas incluso (hace un vídeo de "un día en mi vida" siendo sarcástico con el tema del dinero y el lujo), hace unboxings también, interpreta a un personaje muy característico. Rosalía, cantante de flamenco nueva y probablemente la nueva diva de España, tiene tanto fotos profesionales para revistas y entrevistas como ediciones de fotos muy millennial con emojis, vídeos de apenas 5 segundos de su día a día con su hermana @daikyri, etc. Es decir, que son perfiles que siendo muy distintos de lo que esperamos encontrar en un perfil de influencer per se, han inaugurado su propia figura alternativa de influencia: apología de lo cutre, del flamenco, de los colores chirriantes, del trap, la subcultura.

A mí me gusta mucho la verdad. Son influencers por los que siento cierta empatía y simpatía, me agrada que su forma de ser más o menos natural y espontánea sea expuesta en las redes para crear formatos nuevos de expresión personal. No hace falta ser modelo profesional o tener tu propia marca para que mucha gente esté interesada en lo que haces. Se pueden elegir caminos alternativos a los de muchas personas para darte a conocer, y me parece igual de legítimo. Además, estas estéticas alternativas acaban siendo tan atractivas por ser diferentes que acaban atrayendo a marcas que quieren patrocinar su presencia en las redes, lo cual significa que estas personas están obligando a la moda, el maquillaje, la belleza a adecuarse a estilos muy distintos y reivindicativos.

Para terminar quiero concluir diciendo que ambas, la ola y la contraola, lxs influencers y lxs badinfluencers, tienen todo el pleno derecho del mundo a publicar y mostrar en sus redes lo que quieran. Sobre todo, mostrar mi apoyo a las mujeres que deciden visibilizarse en las redes a pesar de la cantidad de críticas que van a recibir por mostrar su cuerpo o su opinión. Hace unos días, en el 8M se luchaba por todas las que trabajan, por las que no, por las que cuidan, por las que no, por todas nosotras y también por todas ellas, y su libertad de expresión.

Publicar comentario

HOME SWITCHER
Get Theme